Nuevo medio de almacenamiento seguro: el celuloide

Enviado por Alex el Mar, 30/03/2010 - 23:23

Posted in cine | es | τεχνολογία / scientĭa | blog de Alex | agregar nuevo comentario | 3042 lecturas »

Hoy he oído en la radio a un hombre que, según he entendido (me he perdido el fragmento en el que le presentaban), era responsable de alguna filmoteca. Comentaba con la periodista que no estaban optando por digitalizar las copias antiguas para preservarlas. Según él, digitalizar va bien para la distribución, pero no para el almacenamiento, ya que hoy en día no se sabe cuanto pueden durar los soportes digitales, mientras que el celuloide sí que se sabe que bien conservado, dura como poco hasta los cien años que tiene ahora.

Es impresionante como se puede ser tan ignorante, y/o como se puede estar tan mal asesorado. Por incierto que pueda ser el periodo que un disco óptico (CD, DVD, etc.) conserva con un 100% de bits correctos, no hay que olvidar que un formato digital puede incorporar con extrema facilidad todo tipo de códigos de control de errores. Estos códigos pueden recuperar tanta información errónea como se quiera (basta que lo diseñes adecuadamente, y estés dispuesto a asumir que te ocupará más cuanta más seguridad quieras).

Pero al margen de este detalle, que puede ser algo solo conocido por personas con cierta experiencia en tecnologías de la información, lo que todo el mundo debería saber cuando ya llevamos un 10% de siglo XXI transcurrido, es que la información digital se puede copiar con extremada facilidad, y que esta copia es totalmente fiel. Si yo copio hoy mis fotos a un disco, y temo que en 10 años el disco pueda tener errores, me basta con hacer una copia transcurridos solo 5 años. La copia nueva es exactamente igual de buena que la original. Pero es que además puedo hacer múltiples copias, lo que permite tener una gran robustez a catástrofes naturales, incendios, robos, o error humano.

Lo triste es que en el tiempo que pase hasta que el próximo responsable de esa filmoteca entre en razón, las películas que custodia ya se habrán degradado, seguramente de forma imperceptible, pero degradado al fin y al cabo, y sin que nada se pueda hacer por arreglarlo. Hasta que digitalicen, claro.