Mi demanda contra el canon presentada

Enviado por Alex el Vie, 29/04/2005 - 11:02

Posted in music | es | τεχνολογία / scientĭa | sociedad | blog de Alex | agregar nuevo comentario | 5574 lecturas »

El pasado viernes, 22 de Abril de 2005, presenté mi demanda contra el canon. El canon, es el causante de que desde hace unos cuantos meses, los CDs y DVDs vírgenes (sin contenido) que compramos en las tiendas para guardar nuestros datos, cuesten más o menos el doble. El dinero de ese canon, va a parar a entidades de gestión de la propiedad intelectual, es decir, a entidades tan despreciables como los ladrones de la SGAE, debido a que según ellos, todos, absolutamente todos los CDs y DVDs que se venden, deben dar una compensación a algunos artistas (no creáis que los modestos se llevan tajada), por la copia privada de sus creaciones.

Cuestiones clave

Todos pagamos

Da igual si usas los CDs para guardar tus trabajos de clase, tus fotos, tus vídeos, o los datos que sean. Da igual si usas los CDs para hacer cientos de copias ilegales de música y películas para venderlos, o si te haces una copia legal de un disco tuyo para llevarlo en el coche.

Pagamos por algo que ya podíamos hacer

La ley nos da el derecho a hacer copias privadas, por ejemplo, grabando una película de la televisión, o una canción de la radio. Eso es perfectamente legal, y hasta ahora hemos estado pagando en las cintas de vídeo y los cassettes. Sin embargo, los CDs y DVDs se usan para muchas cosas más. ¿Acaso hay un canon en el papel?

Se reparte injustamente

¿De verdad alguien cree que los autores modestos están apoyados por la SGAE? Sólo los que realmente tienen dinero, los superventas, se llevan algo, pero quien realmente se lleva el dinero, son las discográficas. En estas entidades de gestión, hay muchas similitudes con los sindicatos verticales que había en el fascismo: están en el mismo saco las discográficas y los autores, y adivina quien es el que manda.

No tiene que ver con el top manta

Aunque creáis que esto es por las copias ilegales (la mal llamada piratería), no es así. El canon es una compensación por copia privada. Es decir, es un dinero que supuestamente el autor deja de ganar, porque al hacer una copia para el coche de un disco, dejo de comprar dos veces el mismo disco. ¿No es ridículo?

¿Qué hacer?

Lo que yo he hecho: poner una demanda. Y ha sido facilísimo. La demanda ya está hecha, y sólo tienes que interponerla. Javier de la Cueva, un abogado con experiencia en temas tecnológicos, ha preparado el texto, y sólo hay que imprimirlo, firmarlo, y aportar como prueba una factura de un CD con el importe del canon desglosado. No cuesta nada, en serio. Tan sólo el inconveniente de gastar tiempo en ir a los juzgados.

Todo está explicado en una página sobre el canon, en derecho de internet, y como el objetivo es llegar al tribunal constitucional. No insistiré más en ello, ya que está sobradamente explicado allí.