Libertad, no libertinaje

Enviado por Alex el Mar, 28/12/2004 - 13:54

Posted in | blog de Alex | agregar nuevo comentario | 34361 lecturas »

Una de las pocas cosas que aprendí en la clase de religión de la señorita Consuelo (ufff, que mal me caía esa mujer), y que nada tenía que ver con la fe, es la diferencia entre libertad y libertinaje.

Cuando alguien se portaba mal, y el crío al que abroncaba, reclamaba su derecho a seguir haciendo lo que quería (ya sea hablar en clase, o preparar una trastada), ella argumentaba algo así (lo recuerdo vagamente, fue algo que me pasó, más o menos en sexto, con unos 12 años):

Una cosa es la libertad, y otra cosa el libertinaje. Tu libertad acaba donde invades la libertad de otro.

Ella argumentaba esto para justificar, que si alguien tiene derecho a hablar en clase, será siempre mientras que eso no impida a un compañero, o al profesor, seguir la clase con normalidad. Sin embargo, a mí todo esto me viene a la cabeza, tras leer una interesantísima entrevista con Richard Stallman.

El entrevistador, es un partidario de BSD en general, y considera su licencia más libre que la GPL, mientras que Stallman, por supuesto, opina lo contrario.

He recordado con cierta rabia, el día en que asistí a una charla de un trabajador de Microsoft (para colmo, en unas jornadas sobre software libre). Para mi sorpresa, se dedicó a hablar de licencias libres. Mencionó muchas de ellas como si fueran diferentes entre sí, cuando varias de ellas son del mismo estilo, u otorgan prácticamente los mismos derechos, y restricciones. Por supuesto, incluyó dentro de ellas, la fórmula shared source, cuando en ningún caso otorga las cuatro libertades necesarias.

Su alegato final (porque parecía claramente que intentaba salvar al software propietario de ser quemado en la pira), fue que su empresa, Microsoft, que jamás ha hecho nada por el software libre, y que lo considera algo negativo, no ve mal algunas licencias o modelos de negocio, salvo la GPL, por considerarla demasiado restrictiva.

Resulta irónico y vergonzoso, que diga eso alguien que viene de una empresa, que somete a sus usuarios a una licencia como el EULA, una licencia horrible, en la que se te suele obligar a aceptar los términos antes de haberlos leído, y en la que no se dan casi derechos a los usuarios legales del software, y ninguno a terceras personas, como desarrolladores o distribuidores.

La licencia GPL, y la licencia BSD, de entrada, dan las mismas libertades a los usuarios. Sin embargo, sólo la licencia GPL garantiza que esas libertades se mantengan en los trabajos derivados, mientras que la BSD, permite que otro secuestre un código que ni siquiera ha escrito. En palabras de RMS:

It allows middlemen to make the software proprietary, which means they distribute the software to others but without the freedom.

O en esta divertida cita de Ricardo Galli:

A mí también me agradaría cerrar la calle de casa para poder circular y aparcar con total libertad. Una vez lo intenté y casi me llevan preso, además de la multa que me han puesto. Vaya mierda de libertad que tenemos... Tonterías, ¿no?

La licencia BSD, aparentemente da una libertad más que la GPL, ya que permite que un software libre, lo hagas propietario, por lo que algunos dicen que tienes la libertad de hacerlo propietario. Pero este planteamiento, ¡es totalmente erróneo! Eso permite que algunas personas, si lo desean, puedan privar a los usuarios de ese software de la libertad que antes tenían. Y eso es precisamente lo que quieren los defensores del software propietario, poder aprovechar código libre, para incorporarlo en programas propietarios:

Microsoft won't let us use their source code in our programs, but they think we are obliged to let them use our source code in their programs. Microsoft says, What's mine is mine, and what's yours is mine.

Una traducción mía:

Microsoft no nos deja usar su código fuente en nuestros programas, pero piensan que nosotros estamos obligados a dejarles usar nuestro código en sus programas. Microsoft dice, Lo que es mío es mío, y lo que es vuestro, es mío.

La licencia BSD, permite el libertinaje. Si alguien libera su obra bajo esta licencia, alguien puede quitarle su libertad, casi igual que si lo hubiera puesto en el dominio público (salvo por respetar la nota de copyright en las fuentes).

De nuevo viene a mi mente una imagen de cuando era pequeño. Veía con mi familia una película sobre la esclavitud. En una escena, un joven negro topaba con los capataces de una plantación que hacía uso de esclavos. Los capataces le preguntaron por su amo, y él enseñó el papel que demostraba que tras su duro trabajo, el amo le concedió la libertad. Los capataces rompieron el documento, y le hicieron esclavo de nuevo. Para mí la licencia BSD permite exactamente lo mismo: mientras te topes con gente que crea en la libertad del software, nadie pretenderá privarte de tu libertad, pero estarás dando a los que apoyen el software propietario, la posibilidad de que hagan lo que quieran con tu código, sin que puedas hacer nada al respecto.

Sé de sobras que la libertad de los seres humanos es mucho más importante que la del software. En el mundo civilizado, nadie es favorable a la esclavitud (a pesar de que muchos indeseables del primer mundo, acuden al tercero por turismo sexual, con mujeres y niños que son esclavos o casi). ¿Pero era así hace cientos de años? Quizás dentro de cientos de años, nadie se plantee que el software (o el hardware, o la literatura, o el conocimiento en general) sea propietario, y a quien no piense así, lo consideraremos fuera del mundo civilizado.