El dispositivo elctrónico doméstico que tengo en mente

Enviado por Alex el Mié, 27/01/2010 - 19:01

Posted in es | gadgets | blog de Alex | agregar nuevo comentario | 2907 lecturas »

En abril del año pasado tuve conocimiento de una noticia (en realidad más bien un rumor) que me llamó mucho la atención: T-Mobile planeaba usar Android para dispositivos domésticos. Además de un teléfono inalámbrico para casa, se barajaba la posibilidad de un ordenador estilo tablet (es decir, un pequeño ordenador manejado como una pizarra de mano, sin teclado ni ratón, pero con pantalla táctil). El aparato tendría una base para cargarlo y leer datos de otros dispositivos de la casa.

Estas dos ideas dieron muchas cosas que pensar, y desde entonces hasta ahora he ido teniendo una gran cantidad de ideas al respecto, y me he ido animando tanto que estoy convencido que un aparato así me volvería loco de contento. Y digo esto porque son cosas que a mí me encantaría poder hacer, aunque reconozco que no estoy seguro de si sería un éxito comercial entre el gran público.

El caso es que como durante el final del año pasado todo el mundo hablaba de dispositivos para leer libros electrónicos, y parece que en las últimas semanas todo el mundo habla de dispositivos estilo tablet, he decidido intentar desahogarme un poco escribiendo sobre esto, porque llevo meses deseando dejar constancia de varias ideas, y con la de dispositivos presentados en el CES, y el que presentará Apple dentro de poco rato, pronto no quedará nada más que decir al respecto. Y me da coraje, porque es algo que en mi caso viene de meses atrás, y que el concepto debe tener años, pero sé que ahora toda la prensa va a creer ver la luz porque una marca concreta saca un producto mediático.

El ordenador del hogar y de todos

En mi ordenador tengo mi colección de fotos y de música. El problema es que suelo estar delante de él casi todo el tiempo. Mi novia tiene cuenta de usuario en él, pero no va a ponerse a curiosear en las fotos usando esa cuenta, porque entonces yo no podré usar el ordenador. Hace poco compartí algunos directorios por red con su portátil, pero sigue sin ser una gran solución. Sigue estando obligada a tener que encender mi ordenador para poder verlas. Sigue dándome una sensación de centralismo que no me gusta (las fotos son mayormente de ambos).

Cosas así hacen que me den ganas de comprar un ordenador para tener centralizadas este tipo de cosas. Mucha gente lo tiene, pero es una situación propia de un entusiasta de la informática, no de un usuario corriente.

El ordenador del comedor

No recuerdo los detalles, pero si no me falla la memoria, HP sacó un producto muy curioso: un ordenador completo incrustado en el monitor, igual que un iMac, pero no pensado para ser un ordenador de propósito general como éste, sino con una aplicación especial que tenía algunas aplicaciones ideales para ubicarlo en el salón. Tenía una aplicación para dejar notas y notas en vídeo (tenía cámara integrada, claro está), mostrar fotos y vídeos, y todo usando el dedo, ya que tenía unos sensores en los laterales para similar que todo era una pantalla táctil. No era nada especialmente revolucionario, pero sí una curiosa y divertida mezcla de varias ideas curiosas. El producto era muy caro para lo que pretendía ser, pero me gustó, porque en el fondo era un ordenador completo, y si querías podías ver el escritorio de un Windows Vista corriente y moliente.

¿El ordenador de la cocina?

También están mis frustraciones en la cocina. En ocasiones me da por hacerme un adulto responsable, e ir aprendiendo a cocinar. Como soy un completo inútil, en ocasiones pienso que lo ideal sería poder ver un vídeo sobre lo que tengo dificultades, y por supuesto, dentro de la misma cocina. Para ello lo ideal no es robarle el portátil a Nuria, porque me mataría si lo mancho, se me cae, etc. Lógicamente el sitio de la cocina no es un portátil. Pero lo de poder ver vídeos a la carta sería ideal. Es más, si en lugar de simples vídeos tuvieras una aplicación especializada, como ese juego de Nintendo DS, que te da instrucciones para cocinar, sería excelente para ineptos como yo.

Es más, en numerosas ocasiones se han podido ver en televisión pantallas en la nevera. Pantallas en las que se supone que puedes hacer mil cosas, desde la obvia lista de la compra, o notitas que dejas a la gente con la que convivas, a tener una serie de alarmas con los productos que caducarán pronto. Es más, puestos a soñar, lo ideal sería que en la nevera tuvieras un dispositivo por el que pasas los alimentos (su código de barras, o si llevaran identificación por radio frecuencia ni siquiera eso), y te mostrara el inventario automáticamente, avisándote de qué productos vas corto.

Mejor uno solo

Pero por supuesto yo no pretendo tener miles de cacharros por la casa. En mi casa vivo yo con mi novia, y tampoco estoy pensando en algo para usar todo el tiempo, pero sí para que esté ahí, y haga cosas curiosas, muy especializadas, que no necesariamente me va bien hacer desde un ordenador convencional (sobretodo si está en el estudio, y tarda segundos en arrancar). Mi idea, lo que me gustaría tener, tendría estas características:

  • Estaría encendido todo el tiempo, así no daría pereza esperar a que arranque para usarlo.
  • Sería como un móvil, pero en lugar de pensar en llevarlo siempre encima, estaría siempre en casa.
  • Para no preocuparse demasiado de la batería, tendría uno o dos bases donde dejarlo en carga, y quizás también aprovechando el cable para ahorrar conexión inalámbrica.
  • Nada de chorradas como conexión móvil y 3G. Con Wifi va que chuta. No tiene sentido conexión móvil si no va a salir de casa. Y así ahorras batería y precio.
  • Los lugares ideales donde colocar la base, en mi caso serían el comedor, y la cocina. Hago mucha menos vida en el comedor de lo que pensé cuando me vine a vivir con mi novia, pero aún así me lo imagino en el comedor mostrando fotos a modo de marco digital, o avisando sutilmente de que va a llover, o advirtiendo que alguien te ha dejado una nota.
  • La interfaz debería ser sencilla, estilo de las que hemos visto hechas a medida para ultraportátiles (netbooks), como Moblin, o Plasma Netbook. Esas interfaces me parecen horribles para un ordenador convencional (porque para mí un ultraportátil es un ordenador convencional en lo más importante), pero sí son curiosas y convenientes para alguien que quiere el cacharro para cosas muy concretas (el tiempo, últimas noticias, etc.).
  • Serviría de verdad para la domótica. Diría que he oído a varias veces repetir algo como ¿Y para qué quiero controlar mis persianas desde mi teléfono móvil?, y en parte es cierto. No parece que se haya vendido muy bien la domótica a la gente. Desde luego quizás algún paranoico quiera bajar sus persianas si hay una ventolera fuerte, o activar la calefacción antes de tiempo si sale pronto del trabajo, pero es un poco exagerado. A mí me gustaría tener una especie de panel de control en un dispositivo como el que estoy mencionando, como una aplicación más.
  • Tendría pantalla táctil, por supuesto. La idea es que no haga falta un teclado, porque no vas a escribir mucho más que una búsqueda de vez en cuando, así que una pantalla táctil se hace imprescindible para usar un teclado en pantalla.
  • Habría distintos tamaños. No creo que todo el mundo quiera exactamente lo mismo de él, porque seguramente alguno quiera hasta navegar en la web habitualmente, así que creo que los habría con pantallas desde siete hasta doce pulgadas de diagonal.
  • Por esto mismo, el precio no debería ser muy alto. A fin de cuentas no es más que un ultraportátil tonto, sin mucha potencia ni periféricos inútiles, y mi idea no es algo que uses intensivamente, así que tiene que tener un precio acorde con eso. Es más, para recortar el precio, ni siquiera descartaría no ponerle cosas que en los teléfonos son bastante comunes, como los acelerómetros para medir si está horizontal o vertical.

¿Y si solo fuera un terminal?

Ligando todo esto con la primera idea que exponía, que era la de tener un ordenador que fuera común a todos los habitantes de la casa, está lo que creo que podría hacer más viable aún este dispositivo con el que sueño: que solo sea un terminal tonto, y que la carga real descanse sobre un ordenador más convencional, pero que lo tengas a modo de servidor, sin monitor. Desde el dispositivo podrías ver vídeos en calidad decente si el ordenador central le enviara por la red el trabajo ya hecho. No es ninguna cosa que no exista ya (mi reproductor de vídeo, fabricado por KISS, una empresa que compró Cisco/Linksys, ya hace algo así), y por supuesto no pretendo que sirva para ver películas, pero sí los vídeos informales que son tan populares gracias a sitios como Youtube (de solo unos pocos minutos).

De alguna forma, verías al dispositivo como si fuera el monitor y el teclado del ordenador principal, o incluso de otros ordenadores de forma algo más puntual.

Esto es más o menos todo. Si tuviera más tiempo seguramente recordaría más cosas que me han pasado por la cabeza estos meses (y las que me pasarán), pero como he comentado, quería soltar todo esto antes de que cierta empresa anuncie cierto producto, y así me quito de encima el riesgo de que se parezca a lo que tenga en mente, y que luego todo el mundo crea que algo que no es nada revolucionario (porque insisto, todo lo que he dicho ya existe, y solo sería una confluencia concreta de algunas cosas) se lo ha inventado no se qué supuesto genio.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que desee de mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar opciones» para activar los cambios.
Sáb, 30/01/2010 - 12:41

Me gusta...

pablo (no verificado) Says:

Sí, me gusta tu aproximación a estos gadgets. En mi caso, creo que el del salón/comedor estaría _además_ conectado a una televisión y con un teclado+ratón integrado oculto normalmente en alguna estantería o mueble de la tele.

Además, tendría la posibilidad de montar (vía wifi) algún disco en red con NFS para que fuera una radio-podcast tanto en el salón como, sobre todo, en la cocina (me encanta cocinar escuchando podcasts).

Saludos,
Pablo
PS: veo con Namoroka(Mozilla) 3.6.2pre todo tu blog con comillas en cada inicio de línea. Es muy molesto.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que desee de mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar opciones» para activar los cambios.